Los pilares de mi vida

¿Qué es un pilar?, un pilar es el ámbito en el que se crean y desarrollan las habilidades que nos permiten funcionar en el día a día.

El pilar ocupacional es aquel ámbito o tarea principal que puede o no estar remunerada económicamente y que requiere del desarrollo de habilidades específicas. Se puede ser médico, ama de casa o bombero, la particularidad de este pilar es el porcentaje de uno mismo que consume,  por lo general este suele ser el pilar más grande.

El pilar social/familiar se asienta en el sentido de pertenencia, ya sea a una comunidad, a un entorno familiar, un grupo de amigos, compañeros de trabajo, vecinos, etc. Aquí las fortalezas como miembro del grupo son las que predominan.

El pilar tú, tú como hombre o mujer, tus necesidades como persona, tus deseos, tus inquietudes, tus esperanzas.

El pilar capacidades personales, este abarca todas aquellas destrezas que se poseen, incluidas las que ni siquiera sabes que tienes y que permiten sentirse realizado, sentirse pleno. Andar en bici, escalar una montaña, hacer punto.

¿Cuántos pilares te sujetan?, ¿cuál de ellos es el que mayor peso soporta?, ¿qué pasa si este se cae?, ¿qué pilar te hace sentir más seguro?, ¿cuál de ellos te exige más?

Cuantos más pilares te sostengan más difícil será hacerte caer, las pérdidas serán menores y la recuperación más rápida. Por lo general, los pilares principales más comunes suelen ser el ocupacional y el social/familiar, en parte porque nos vienen dados. De algo hay que vivir y a menos que seas un ermitaño, perteneces a algún grupo social, ya sea familiar, vecinal, etc. La familia es la que nos toca y en la mayor parte de las ocasiones se escoge el trabajo que se puede o el que está condicionado a una mayor remuneración económica. En este punto los pilares ya están creados, ¿cómo puedes hacer que su fortalecimiento y mantenimiento sean menos exigentes?, alimentando los pilares y capacidades personales. Estos son los que mejor te definen, los que te hacen y por tanto los que deben tener una presencia importante en tu vida. Mantener en buen estado el pilar tú te permite tomar mejores decisiones, disponer de una mayor confianza en ti mismo te permite tomar mejores decisiones ocupacionales, sociales y familiares, facilitando el fortalecimiento de estos pilares.

Enfócate en lo que realmente importa.

Simplifica tu vida.